JOAQUÍN ENRIQUE AMORTEGUI VALBUENA, hombre simple y humilde, nacido en 1926, en Colombia, contempló con la sabiduría del niño la naturaleza, creció y tenía una vida de ciudadano común, con los errores y defectos que lo componen.

Aun así, descubrió la enseñanza revolucionaria de V.M. Samael Aun Weor, y trabajó de manera infatigable con los TRES FACTORES DELA REVOLUCIÓN DELA CONCIENCIA, logrando despertar su conciencia y encarnar a su Ser Íntimo, el V.M. Rabolú.

En los años 1960, y, principalmente en la década de 1970, realizó un trabajo infatigable de divulgación del conocimiento gnóstico, con viajes innumerables a través de toda América Latina.

En 1975, el V.M. Samael Aun Weor reconoció al V.M. Rabolú en la persona de Joaquín Enrique Amortegui Valbuena, es decir que el boddhisattwa había encarnado a su Ser Interior, autorizando al V.M. Rabolú para legislar, transformar, para juzgar y resolver problemas relacionados al Movimiento Gnóstico.

En un mensaje que las personas salvadoreñas grabaron en este mismo año de 1975, el V.M. Samael nos dice:

“... Ya nuestro hermano Joaquín Amortegui, el es Maestro Rabolú, porque realmente él es Juez del Karma.

Desgraciadamente las personas no entienden a los Maestros del Karma. Ellos los juzgan equivocadamente y eso es gravísimo.

Rabolú es directamente Maestro de la Ley, entienda bien, esta encarnado, él es un Maestro que está trabajando en su Ministerio, está aplicando la Ley.”

El V.M. Rabolú estableció el NUEVO ORDEN con el objetivo de dar una Nueva Octava en el Movimiento Gnóstico.

En 1977, V.M. Samael dejo su cuerpo físico y empieza de allí el Movimiento Gnóstico a sufrir varias divisiones, frustrando lo que los avataras habían dicho “para volverse la página de un único movimiento histórico y para empezar la Nueva era de Acuario entre el augusto reinar del pensamiento.”

En 1980, V.M. Rabolú hizo un nuevo esfuerzo de unificar las Instituciones Gnósticas, al mismo tiempo que intentó sintetizar el conocimiento y centrarse en los TRES FACTORES, y explicando finalmente por completo y en detalle la muerte en marcha, la muerte del Yo de momento en momento.

Dio entrevistas innumerables y conferencias en la década de 1980, del que salieron algunos libros y algunos Mensajes de Navidad.

En 1989, cuando V.M. Rabolú visitó nuevamente Brasil.  Una nueva juventud había aparecido animada, deseando trabajar con la muerte y para no permitir caer en el intelectualismo, ellos se extendieron para ayudar a toda la humanidad.

En 1993, sintetizó el camino en un libro pequeño (Síntesis de la Tres Montañas). En seguida, sintetizó su enseñanza directa y práctica en el libro El Águila Rebelde , recopilación de entrevistas hechas por estudiantes europeos al Maestro.

En 1998, el V.M. Rabolú sintetizó su mensaje para toda la humanidad, para auto-realizarse no era necesario pertenecer a alguna institución especifica. Entregó un libro a toda la humanidad, donde pone énfasis en la Muerte de los defectos y en el Desdoblamiento Astral.

En este libro él habla que lo que salva a las personas es el trabajo interior, y no pertenecer a una institución o a otra. Al principio del 2000 V.M. Rabolú dejó su cuerpo físico. Él dedicó su vida, como dice el V.M. Samael, a una única cosa, para AMAR A LA HUMANIDAD PROFUNDAMENTE

 

ALGUNAS DE SUS OBRAS:

Ciencia Gnóstica

Orientando al Discípulo

Síntesis de las Tres Montañas

El Águila Rebelde

Mensaje de Navidad 1985 / 1986

Mensaje de Navidad 1986 / 1987

Mensaje de Navidad 1987 / 1988

Mensaje de Navidad 1988 / 1989

Hercolubus o Planeta Rojo